Alinne blog-03

 

Últimamente ha sido trending topic culparnos de todo lo que pasa en el mundo, que si somos muy perezosos, que si somos muy egocéntricos, que si queremos todo al momento, hasta nos han culpado de haber arruinado el “amor”.

1366_2000

Debo decir que sí, tienen razón y no estamos arrepentidos en lo absoluto. Somos una generación diferente, pero diferente no significa algo malo, queremos cambiar el mundo, queremos comérnoslo de un solo bocado, saborearlo, recorrer cada milímetro del él, perdernos y encontrarnos al mismo tiempo, y claro, lo queremos rápido, pues quién sabe qué es lo que pueda pasar mañana.

Culpar a los millennials es tan popular en estos momentos, que para ahorrarle el trabajo a las generaciones más grandes, he decidido hacer una lista de las cosas que les hemos arruinado, enjoy!

  1. Hemos arruinado su forma de conocer el mundo, sorry not sorry.

Gracias a la tecnología hemos podido llegar a cada pequeño y gran lugar de este planeta, qué digo del planeta, del universo (Hola Marte, see you soon!). Esto nos ha abierto la mente y nos ha dado las ganas para tomar nuestras maletas y salir corriendo al aeropuerto. Gracias a las aplicaciones que hoy en día existen, tipo Airbnb, Skyscanner, Uber, Yelp, por mencionar algunas, viajar, conocer lugares del otro lado del mundo o incluso dentro de nuestro propio país nunca había sido tan fácil. Somos global citizens y esto ha cambiado nuestras vidas. No nos culpen por no sentar cabeza, por nuestras ansias por viajar, por nuestros interminables álbumes de viajes en Facebook e Instagram, solo queremos sentirnos vivos.

  1. Cambiamos la forma de hacer compras, nos lo pueden agradecer después.

En este punto, de lo único que lo sentimos es de nuestros bolsillos vacíos, quién no se quedó con ganas de comprar ese videojuego o esa bolsa hermosa que vio en Vogue hace unos 15 años, bueno ahora no nos quedamos con las ganas de nada, qué importa si esa bolsa la tienes que pedir de China, gracias al internet lo puedes hacer y disfrutar de ese artículo tan deseado en unos cuantos días, la inmediatez con la que conseguimos las cosas hoy en día es inimaginable, muchos dirán que no valoramos el tiempo, pero ¿qué de malo tiene conseguir al instante lo que uno quiere?

  1. Nos declaramos culpables de tener el empleo perfecto, my fault!

Pocos tenemos la fortuna de hacer lo que nos apasiona, de decir que esos 5 años de la universidad no fueron años ni dinero perdido, de convertir nuestros hobbies en empleos, de trabajar en el lugar donde tanto habíamos soñado. Hoy en día puedes desarrollarte profesionalmente, generar ganancias y lo más importante, ser feliz haciendo cosas que ni en un millón de años nuestras abuelitas hubieran imaginado. Existen youtubers, bloggers, vloggers, instagramers, creadores de contenido, entre muchas otras actividades que podemos hacer para ganar dinero y vivir bien, qué digo bien, excelente. Quién iba a imaginar que tomando fotos cool o grabando nuestras vidas íbamos a poder sobrevivir y ser exitosos, gracias instagram y youtube, los amamos mil ❤

  1. Arruinamos las profesiones. ¿Ops?

¿Cuántas veces no hemos escuchado a personas diciendo “A mi me hubiera gustado ser…” ? Hoy en día no hay sueños perdidos, todo lo puedes lograr. Qué importa si estudiaste medicina y ahora quieres convertirte en músico, puedes hacerlo gracias a las miles de páginas de cursos online y videos tutoriales que existen. Hoy puedes aprender todo en internet, desde cómo hacer un regalo DIY con Yuya, hasta cómo volverte un programador experto en Udemy. Que quede claro que no estamos desprestigiando a las universidades ni a ninguna escuela, la educación es algo que agradecemos eternamente a nuestros antecesores, solo decimos que hoy en día está prohibido decir “A mi me hubiera gustado ser…”

  1. Acabamos con los aniquiladores de sueños. Sorry haters…

Cumplir tus sueños no es una leyenda urbana, es una realidad. Aceptemos algo amigos, los millennials somos necios, si se nos mete algo en la cabeza nadie nos para hasta logarlo. Somos emprendedores natos, vomitamos ideas todo el tiempo, qué importa si son buenas o malas, lo que importa es innovar y cambiar el mundo. Soñamos con tener nuestra propia empresa, vivir bajo nuestras propias reglas, si necesitamos algo y no existe lo inventamos, si algo no nos gusta lo cambiamos. Si tienes un sueño, trabaja en ello hasta lograrlo, te prometemos que será la mejor decisión de tu vida, en serio, ¡hazlo!

  1. Rompimos con los servicios injustos y anticuados, Yes, we did it!

Por muchos años nos hemos tenido que adecuar a los servicios creados hace más de 500 años, seriously? Por más malos que sean, ahí seguimos porque no tenemos otra opción, pero amigos, los millennials llegamos al rescate. Las startups cambiaron nuestras vidas y por más que nos digan que hemos arruinado las cosas, para nosotros es diferente, cambiamos lo que no nos gusta, mejoramos servicios injustos, le dimos más importancia a los sentimientos y experiencias que a lo material. Lo sentimos banqueros, Flink llegó para quedarse. Un buen amigo, que aparte es el CEO de Flink, nos dijo una vez “Es como cuando andas con el ‘menos peor’ porque no tienes otra opción”, pues déjame decirte que ahora sí tienes otra opción, no solo con los servicios bancarios, sino con todos los servicios que no te gustan.

Los animo a que busquen, a que inventen, a que cambien, a que innoven, a que no se queden con el menos peor. Somos la generación del cambio, sí, lo queremos todo, sí, nos encanta la inmediatez, sí, somos egocéntricos, sí, somos necios, pero también somos creativos, somos innovadores, tenemos un corazón gigante y vibramos bien bonito. Cumple tus sueños, viaja, emprende, prueba cada rincón del universo que no te vas a arrepentir, te lo aseguro.

De un millennial a otro, we can do it!

Alinne firma-06

 

blogSOFI

 

Si naciste entre el año 1980 y 2000, esto es para ti…

No soy alguien que pueda hablarte de “administrar tu dinero adecuadamente” pero sí puedo darte uno que otro consejo que me ha servido en los últimos días porque me he visto en la necesidad de separar mi dinero para poder pagar mis gastos y no juntarlo con lo de mis comidas o mis idas al cine.

No estoy intentando fomentarte una mayor cultura financiera, pero sí que puedas tomar decisiones más responsables que te permitan no endeudarte o mínimo que no tengan repercusiones en tu futuro.

¿Qué me dices de los pagos en mensualidades?, eres joven, lo entiendo y sé que no te quieres acabar tu dinero en un solo pago, pero conozco muchas personas que siguen pagando artículos que ya ni siquiera tienen gracias a las “24 mensualidades”.

También entiendo que tienes necesidades, pero, ¿por qué no ignoras toda la publicidad del nuevo video juego o del nuevo maquillaje e intentas llevar a cabo el viaje que tanto has deseado o la meta que tanto te has propuesto a corto o lago plazo?.

Tener cosas no significa tener lujos ni excesos… te aseguro que no te has puesto a pensar que primero está tu ingreso y luego los gastos, no al revés.

¿Por qué no piensas un poco en ahorrar un porcentaje de tus ingresos para algo que desees mucho? O también tener un guardadito, no sabes cuando lo vas a necesitar ni para qué.

¿Llevas algún registro sobre tus compras?, empieza por ahí, lleva un registro de cuánto has gastado y cuánto te sobra y si pediste prestado o terminaste endeudado también apúntalo, no me niegues que no les has pedido dinero a tus papas diciéndoles “te lo pago la siguiente semana..”

Y tal vez suena tonto esto que te voy a decir, pero ni siquiera te has puesto a pensar en comenzar tu propio negocio y mucho menos aspiras a tener una vivienda propia.

Te invito a que estés más consciente sobre tu dinero y que tengas tú el poder de tomar las decisiones sobre él, sé más inteligente y no gastes en cosas que se deprecian hasta volverse inservibles.

 

Firma-Sofi

starbucks
Lo primero que tienen que saber es que Starbucks no me dio un solo peso para que yo pudiera viajar. Al contrario, yo dejé de darle mi dinero para tener experiencias en lugar de un café en mano. 
Se preguntarán ¿quién compra un Starbucks todos los días? Y, posiblemente su respuesta sea: Solo los ricos hacen eso. Pues, debo decirles que no. Con mi pequeño sueldo, me privaba de cosas para poder ‘disfrutar de un café diario’ para activar mi día. Ya más una costumbre que un gusto. 

1-1

No me había dado cuenta de cuánto gasto era, pues siempre hacía mis cuentas a corto plazo. -Qué son 40 pesos diarios. Me los gasto en cualquier otra cosa.- Debo decirles que estaba muy equivocado.
Cuando hice la cuenta total, me sorprendí de una manera que nunca imaginé. Esto era lo que estaba gastando anualmente en solo un café diario:
Después de ver esto, investigué un poco y encontré que a esto se le llama: Gasto hormiga. ¿Quién iba a imaginar que esto existía? 
Había sido un golpe muy duro a mi bolsillo, pero más duro para orgullo. Le estaba dando el sueldo de más de un mes a una empresa por venderme una simple taza de café. Y lo peor del caso, estaba trabajando tanto y parte de ese trabajo se estaba yendo en comprarme un café. 
Había estado acostumbrado a querer ahorrar en tres-cuatro meses. Y como mi sueldo no me alcanzaba para ahorrar, pues las vacaciones no eran una opción para mi.
Me di cuenta que los años pasan rápido, y con ellos se nos va la vida. Pero así como pasan los años, así podemos aprovecharlos. Tener ahorros a largo plazo son una muy buena idea. 
Estaba acostumbrado a ahorrar mi dinero a la antigüita, con un ‘cochinito’ en mi sala, para ir guardando cada centavo que se me quedaba en el pantalón, pero siempre terminaba rompiéndolo antes de tiempo o usando ese dinero para otras cosas. Al final no cumplía con el objetivo que me había propuesto.
Era desilusionante. Recordé por qué había dejado de ahorrar. Y llegué a creer que ahorrar no era lo mío. Una vez más estaba equivocado. Simplemente no lo estaba haciendo de la manera correcta.
Por supuesto que a veces necesitamos a ayuda para lograrlo. Tuve que recurrir a la tecnología y a obligarme a hacerlo. Y tuve que administrar mis gastos de manera digital a través de mi teléfono. Como me gustaría que en ese momento hubiera existido
Debo decirles que el año pasó como si hubiera sido una semana. Cuando me había dado cuenta, ya estaba arriba del avión, viendo por la ventana y con el corazón palpitando fuertemente. Lo que para mi (por todas las trabas que la vida me había puesto) parecía imposible, lo estaba logrando. 
2-2-2
¿Valió la pena? totalmente. Cada segundo de esta travesía. Que si bien, pude haber consumido un café de manera diaria durante un año, el sabor que me deja este viaje ha sido más fuerte que cualquier café espresso que Starbucks me pudo haber dado.
Comprar gustos innecesarios una vez está bien. Dos veces, tal vez. Pero con más de tres, ya debes considerar guardar ese dinero y gastarlo en algo que te deje algo más allá que lo material. Gástalo en experiencias de vida. 
Mi consejo es: Toma tu mochila y viaja. Llena tu cabeza de recuerdos, en lugar de un vaso lleno de café.
Memo-04

México y Brasil

Esta semana la empecé leyendo un artículo de ‘El Financiero’ acerca de la actividad Fintech en toda la región de Latinoamérica. Señalan que son 5 los países donde se concentra el 90% de la actividad Fintech: Argentina, Colombia, Chile, México y Brasil. Siendo éstos dos últimos los líderes del sector de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero ¿qué tienen en común Brasil y México que los ha llevado a desarrollar nuevas tecnologías financieras?

  • Son las mayores economías de la región
  • Pasan por un grave problema político relacionado con la corrupción
  • Incertidumbre financiera

Gráfica-02

A pesar de ser consideradas por la CEPAL como las dos mayores economías en América Latina, ambos países cojean de la misma pata. Corrupción desde los más bajos hasta los más altos niveles políticos que generan incertidumbre financiera, protestas y desaprobación por parte del pueblo.

Su crecimiento económico les ha permitido tener acceso a nuevas tecnologías, conocimientos y modelos de otros lugares, sobretodo a la generación de los millennials y a las más jóvenes. Y cuando una generación preparada y que conoce y entiende sus valores busca trascender a partir del cambio y la innovación (no sólo sus intereses personales y económicos), seguramente nos encontraremos con personas dispuestas a trabajar para ofrecer mejores productos y servicios que faciliten, mejoren y agilicen la interacción y la experiencia con el usuario.

Si juntamos todos estos elementos tenemos los escenarios perfectos para el desarrollo Fintech dentro de éstos países. Economías activas (pese a todos los problemas locales y globales), acceso a tecnología e información, capital humano preparado, valores bien cimentados y una problemática grave a resolver.

Recordemos que las Fintech buscan incluir y no excluir a diferencia de las instituciones tradicionales. Buscan acercar y llevar el servicio a todos aquellos usuarios que no se sienten atraídos por los sistemas tradicionales actuales, que se encuentran excluidos o que simplemente no tienen otra alternativa. Centrándose verdaderamente en las necesidades de ellos, con bajos costos y una personalización real del servicio.

Ésta está llamada a ser una revolución financiera en nuestra región. Es por ello que tanto gobiernos como instituciones, como la CNBV, están buscando la manera de regular y amortiguar el impacto de las Fintech con el pretexto de asegurar y evitar posibles perjuicios a los usuarios. En lugar de concentrarse en que las instituciones que desde hace mucho tiempo operan mejoren sus servicios, procesos y prácticas de trabajo.

Así es que te invito a formar parte del movimiento Fintech. Acércate, comunícate e infórmate acerca de las startups que están buscando hacer un verdadero cambio en el sector financiero. En Flink creemos que todas las mejoras que pueden surgir inician a partir de las necesidades y experiencias de los usuarios. De gente como tú y como yo.

Pete

FINTECH-02

En su edición de marzo, la revista Expansión hizo una edición especial sobre el sector Fintech, una nueva oportunidad de negocio que ha cobrado gran importancia en el mundo. Dentro de esta edición encontramos la Radiografía del Fintech en México hecha por Finnovista, donde Flink, es mencionado dentro del sector de Finanzas Personales.

Para nosotros es un gran orgullo ser reconocidos por medios de comunicación tan importantes como lo es la revista Expansión y Finnovista. Una gran motivación para seguir con nuestro trabajo, desafiando el mundo de las finanzas.

Expansión1Expansión2Expansión3

¡Gracias Expansión!

Sergio-03

RIQUEZA-03

Vivimos en la época de perseguir nuestros sueños y tenerlo todo, pero realmente ¿Qué es todo? y ¿Qué tengo que hacer para conseguirlo? Somos adictos a querer más y tener lo mejor, pero nadie nos enseña a cumplir metas y tarde o temprano o lo logramos a medias o no lo logramos. Las metas surgen día a día y constantemente se modifican así que hay que ser muy cuidadoso con eso.

Si nosotros los jóvenes hoy en día creemos que todo es dinero, entonces desde ahí comienza mal esa famosa búsqueda. Ir tras algún objetivo o meta siempre requiere de un propósito y mucha pasión para realizarlo, es aquí donde la mayor parte de los jóvenes no logramos desarrollar de manera concisa el plan, ya sea por falta de motivación propia o de creer en uno mismo.

Es muy importante definir el concepto dinero y riqueza, ya que no son sinónimos precisamente, sin embargo existe una relación entre ambas. Por definición, dinero es un conjunto de monedas y billetes que se usan como medio legal de pago. Mientras que el concepto de riqueza se define como un conjunto de las cosas que se poseen, especialmente dinero, bienes o cosas valiosas. Tomando en cuenta lo anterior, la riqueza es el valor de todo lo que poseemos, sea mucho o poco pero depende de cada quien.

Los jóvenes actualmente creemos que para disfrutar de la vida tenemos que arriesgar muchas cosas pero realmente no significa dejar una cosa por otra, si no más bien saber lo que realmente queremos y tener una buena administración.

La clave fundamental se encuentra en la confianza sobre el control de los recursos y el balance entre los ahorros y préstamos adquiridos. Actualmente, las nuevas tecnologías sirven como herramientas esenciales para cuidar el dinero y complementar un modo de vida.

En México, los jóvenes millennials forman parte de un sector de más de 39 millones de personas de la población, que justamente son los que menos ahorran y no tienen buen manejo de sus finanzas.

Es primordial contar con todas la información financiera necesaria para poder administrar tu presupuesto mensual o quincenal y explotando el uso de la tecnología será de gran ayuda, ya que vivimos en una era digital con grandes plataformas digitales que nos proporcionan todo desde cualquier dispositivo móvil.

Estamos en búsqueda de experiencias, de más fotos para editar y compartir, de más historias que contar, más amigos en otras partes del mundo y de vivencias que el día de mañana nos recuerden que vivimos la vida de la mejor manera, ya que estamos en constante crecimiento personal.

No precisamente todo es una constante lucha, depende más bien de motivación y organización. Es echarle más ganas todos los días, definir fechas y presupuestos, de la mano con mantener una actitud positiva. La riqueza que buscamos ya existe, solo necesitamos informarnos acerca de nuestras finanzas y tener una buena administración.

Clau-02

 

Seguridad blog-04

Es muy común encontrar gente que desconoce los servicios desarrollados en línea y por consiguiente tienen un mal concepto de ellos. Tal es el caso de los “Online Banking”. Pero tengo algo que contarte. No es así.

A diferencia de lo que muchos crean, un “Online Banking” puede llegar a ser incluso más seguro que la sucursal bancaria que se encuentra a la vuelta de tu casa y aquí te decimos el por qué.

Al ofrecerte los mismos servicios que un banco tradicional, un “Online Banking” debe contar con las mismas regulaciones que los demás ya sea directamente o bien que estén asociados con una institución calificada. De igual manera al tratarse de una plataforma desarrollada en la web también cuentan con una política de privacidad y resguardo de datos más comprometida con el usuario.

Al tratarse de un servicio basado en el desarrollo tecnológico, las herramientas que se pueden obtener en seguridad son completamente diferentes a las de tu banco tradicional, tal es el caso de Flink, que ofrece dentro de tu cuenta la seguridad biométrica. Ejemplo de estos pueden ser el de huella digital, reconocimiento de voz e incluso con una cara.

Sin dejar a un lado el hecho de poder disminuir los riesgos físicos, como son el de cargar con dinero en efectivo o de ser víctima del crimen dentro y fuera de una sucursal en un país donde el índice de asaltos es alto y frecuente.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que tengas dudas acerca de la seguridad de un “Online Banking”, recuerda revisar su política de seguridad, tomar en cuenta los beneficios y adelantos tecnológicos que conlleva para tu seguridad y contactarlos si es que tienes más dudas que aclarar. Estos modelos ya existen y se encuentran funcionando en países más desarrollados por buenos motivos.

Pete